Click en "Me gusta" para recibir los articulos en tu muro

Cómo superar la depresión post viaje

Leonardo Gonzalez
La depresión post viaje existe y no es un juego, no dejes que nadie te diga que eres un dramático por no aceptar que la aventura llegó a su fín. Es por eso que te cuento mi experiencia y espero que te sirva de consejos para que te vaya bien en tu "vuelta a la realidad"

Viajar es uno de los placeres de la vida, nuestro portal a diario te lo demuestra y seguramente así lo crees mientras estas armando la maleta. Pero llega un punto y fin de la aventura que te obliga a volver a casa, dejando atrás todas esas experiencias que transformaron tu ser durante ese tiempo que exploraste esa parte del mundo. Automáticamente viene esa rutina que habías dejado en casa y te golpea con su dosis de realidad y líneas corrientes que en nada se parecen a las olas que tanto te gustaban o a ese clima tan tropical que te daba calor todo el tiempo. Hoy hablamos de esa depresión post viaje, la que no nos deja vivir después que volvemos “a la normalidad”

Tal vez no te has dado cuenta de que estas sufriendo un tipo de depresión hasta que entras a nuestro portal a ver que buenas ideas hay para un nuevo viaje. Pero esa tristeza, aburrimiento, flojera y sentimientos encontrados que no sabes definir son indicios que aún no has aceptado que ya estás en casa, de vuelta al trabajo, al colegio, en fin, a todas las responsabilidades que implican tu vida común y corriente.

¿Es posible salir de la depresión post viaje?

Claro que sí, muy a pesar de que la solución no sea regresar de nuevo a las maletas y los aviones con destino a la felicidad, hay una forma muy efectiva de aceptar que todo ha llegado a su fin y, sobre todo, que esta vida en la que estas no esta tan mal después de todo. Me he armado de los consejos que puedan surgir de mis experiencias, y he aprendido que mientras más importancia le des al proceso de recuperación, es más probable salir ileso de la depre que te recibe al llegar a casa.

Enumeremos los pasos para que en el área de comentarios puedas contarnos qué te parece cada estado del proceso y así poder debatir con otros viajeros deprimidos:

Una última parada

Si el presupuesto te lo permite, planifica en tu ruta una pequeña parada en un sitio especial de camino a casa. Mi experiencia siempre ha sido visitar a mamá cuando voy de regreso de una semana de playa. Pasamos para que los niños visiten a la abuela, tomamos café, pasamos una noche en su casa y luego continuamos el viaje. El truco está, en ver la cotidianidad de alguien más, preferiblemente cercano para prepararte a vivir la tuya. Claro que esto no es la cura definitiva, pero comparando las veces que he realizado esta visita contra las que he seguido mi camino sin esta parada, puedo asegurar que si es importante la diferencia.

Encuentrate de nuevo, a solas

Te apuesto que no quieres llegar contando tus experiencias, o ser recibido con un bombardeo de preguntas sobre cómo te fue o que llevaste de recuerdo para las amistades. Es por eso siempre funciona llegar a casa y estar unos días solos. Si son vacaciones del trabajo, procura planificar el retorno unos días antes de incorporarse a las actividades cotidianas, para que te dé tiempo y oportunidad de acomodar tu casa, poner todo en orden, deshacer a maleta (con los sentimientos que sea que te produzca eso) y descansar, por cierto, hablando de descansar…

Descansar, otra vez:

Aunque no lo creas, una buena siesta o una noche con mañana incluida de sueño en tu propia cama te devuelve un poco de esa energía que solo tus cosas, tu casa, tu vida cotidiana te puede ofrecer. ¡Haz la prueba! Te apuesto a que esto no lo vas a encontrar en ninguna guía para superar la depresión post viaje, es porque en realidad, es un consejo muy personal. Siempre que regresamos de viaje, lo que provoca es dormir, porque a pesar de que estas de viaje en un plan de descanso, no es tu cama, no es tu cuarto en el que estas durmiendo, por lo que, aunque sea el hotel 5 estrellas más lujoso, con la cama más espectacular del mundo, nunca vas a tener ese plus de comodidad que solo tus almohadas y el clima de tu habitación te pueden ofrecer.

Esto es una de las mejores bienvenidas que tu hogar te puede ofrecer y créeme que es la cura para cualquier depresión después del viaje que se te pueda presentar al momento de atravesar el umbral de tu casa.

Mi vida post viaje

Hace ya unos cuantos años hice un viaje de reencuentro con mi esposa a México, visitamos el D.F. y algunas localidades muy especiales como Puebla, en la que celebran el día de los muertos en los últimos meses del año. Coincidimos con las fiestas y aprendimos mucho de esta divina cultura, tanto que nos trajimos una que otra enseñanza y por eso es parte de esta línea de consejos:

El cambio de rutina

Digo que esto es muy necesario porque yo lo hice y pude enriquecer mi vida gracias a ese viaje. Verán, esta forma de ver a los seres vivos que ya no están con nosotros me cautivó por completo. Mientras en mi país se llora mucho la pérdida de un ser querido, en México valoran mucho a los muertos y les dan un día de fiesta para celebrar la vida que tuvieron. Desde ese entonces, nuevas creencias religiosas forman parte de nuestras costumbres y eso, en definitiva, me hace siempre recordar con buenos ojos ese viaje y no pienso en negativo cuando recuerdo esos momentos que compartí con mi familia y esa cultura

Reencuentrate de nuevo, con todos

Si, es la otra cara del proceso, pues a pesar de que ya se acabó la aventura, otra siempre va a empezar al día siguiente, incluso en tu propio hogar. Por eso, después de pasar por todos esos ejercicios, es momento de volver a ver a tus amigos, familiares, personas que se preocupan por ti en general. Lo ideal es que sea progresivo, pero en mi familia siempre lo hacemos con una fiesta, ese primer fin de semana que he vuelto, listo para contar todas las vivencias y repartir los regalos que traje del viaje.

Si haces esto, después de tomar ese respiro sistemático que te explique arriba, te darás cuenta lo mucho que extrañaste a la gente con la que compartes durante todo el año. Esas a las que le vas a compartir ese post para ahorrarte la explicación del porque no avisaste que llegaste hace tres días.

Solo deseo con todo mi ser, que, así como yo, hayas disfrutado tu viaje con todas las experiencias del camino y que pienses que muy pronto se va a repetir, pero que, para eso, es necesario volver a la realidad, trabajar muy duro para darte ese gusto y placer de aventurarte por el mundo que tanto te mereces.

Autor
Leonardo Gonzalez
Leonardo Gonzalez
¿Más artículos como este?

Podes suscribirte gratis para recibir en tu email los próximos artículos que publiquemos, no será más de un email a la semana.

Escribe tu email:

Deja tu comentario

Esta es una comunidad y podes dejar tu opinión, consulta o comentario sobre este artículo o responder al comentario de otra persona siempre con respeto y sin agresiones.

Comentario Cancelar respuesta
Nombre *
Email * (No será publicado)
Web (opcional)

más guías de viaje

Populares
  • Más leídas
  • Más comentadas
  1. 1Viajar en avión por primera vez: paso a paso
  2. 2Valijas en el avión: Pesos y tamaños permitidos
  3. 3Cómo hacer el "Check In Online" o "Web Check In"
  4. 4Cómo elegir el mejor asiento del avión
  5. 510 Apps gratuitas para viajeros frecuentes
Estás acá:
Contratar Seguro de Viaje barato
Inicio | Contacto | Publicidad | Politicas de privacidad | Mapa del sitio
© Todos los derechos reservados